martes, 2 de febrero de 2016

Día 32: Los fracasos


Ser emprendedora es tener la piel gruesa, para soportar golpes bajos y no perder en el estilo. Sonreír, para buscar en la agenda y en la mente una segunda, o tercera opción. Lo triste del aniversario de Amigos, es que mis ideas siempre son geniales, de verdad, increíbles; y nunca falta la persona que piensa, pues porque no mejor lo hago yo y me quedo con la idea. Sí, así de ojete. Aquellos que quieren la foto y su nombre en letras negras y grandes, aquellos a los que le gana el ego y no entiende que Amigos es algo mucho, mucho más grande y por eso llega solo el éxito.

lunes, 25 de enero de 2016

Día 25: Sentir


Quien me conoce dirá que tengo un peculiar gusto por las cosas inservibles y una excesiva indiferencia hacía las actividades productivas, pero la verdad, no existe una persona que pase una mañana conmigo y no se ponga a reír. Y no porque sea comediante sino porque mi mente fragua constantemente como escapar de la rutina y suelo encontrar los lugares más cómodos y cálidos de la ciudad.

domingo, 24 de enero de 2016

Día 24: Los momentos crudos

Los momentos crudos son los que simplemente suceden sin planear ni poner mucho mérito o resistencia: se acomodan y te toman por sorpresa sin adornos o poses. De pronto esta frente a esa persona, ese micrófono, en esa banqueta, en esa silla, en ese elevador o en ese café. Sin opción para salir corriendo.

jueves, 21 de enero de 2016

Día 21: Plan B

Han pasado 21 días desde que inició el año y todavía no tengo sede para celebrar el 5º Aniversario de Amigos y eso me pone HISTERICA. ¡La paciencia no es mi fuerte! Cansada de que no contesten correos y llamadas, inicie la operación PLAN B. Soy de las que siempre tiene más de una opción, me choca fallar, así que no tengo ningún reparo en cambiar la estrategia, una, otra, otra… y la infinito.

miércoles, 20 de enero de 2016

Día 20: El error

Sé que piensan soy una persona lógica, comprensiva, llena de opiniones sin vergüenza ni ataduras. Quien suntuosa, encanto y altiva, te invita a ser testigos VIP del día a día, y sin planearlo, me convierto en un modelo aspiracional por mi ejemplo de entrega y coraje, pero ¡aquí hay una errata! De hecho tengo un Doctorado Honoris Causa en equivocarme. Porque la vida no se trata de ser “buena persona” para merecer el amor, la vida se trata de disfrutarla mientras aceptas y amas tus errores. Aceptar un error no es pagar una renta vitalicia mientras intentas saldar deudas, ni cual carnicería, destazarte para darle asilo a la surte, tu suerte.