Kit de primeros auxilios para Networking

Como señalé desde el inicio de los tips de madre emprendedoras, es importante que aprendas a comunicar tu marca o servicios de forma breve y concreta, para el caso de asistir a reuniones de trabajo, presentaciones o startup para hacer networking; pero antes de salir corriendo a la primera reunión, además de conocer la jerga necesaria e indispensable, no olvides el kit de primeros auxilios para hacer networking.


Hacer networking es hacer negocios, alianzas, relaciones publicas y/o contactos, por eso, trata de hacer un networking honesto e interésate por conocer a las personas en verdad, escucha, y ten siempre, siempre objetivos claros y profesionales, de lo contrario te resultará casi imposible saber quiénes son tus contactos de interés y cómo llegar hasta ellos.

1. Tarjetas de presentación y mensaje claro
Ten siempre a la mano tarjetas de presentación con buen diseño, todas tus redes sociales y datos tradicionales, como número de teléfono y domicilio. Así como un oído con disposición para escuchar, no vayas sólo a darte a conocer, cuidar la imagen es también no parecer egoísta, si sólo “usas” al contacto cuando te interesa, el contacto acabará por romperse y es muy fácil convertir un buen contacto en un buen enemigo.

Desarrolla una marca personal profesional de tal modo que resultes interesante para los demás y te busquen como contacto; sí, una de tus habilidades debe ser poder comunicar y explicar tu emprendimiento en 1 minuto. Sí, en un minuto, es probable que no tengas más tiempo. Ser emprendedora es un reto, ser especial en un minuto y que la gente te recuerde, ni más ni menos.

2. Siéntete especial y serás especial
Te deben poder recordar después de cada reunión, y que la razón por la que te recuerden sea positiva, sí, cuida tu imagen pública siempre. No llores, ni hagas dramas, si tienes un mal día, estás triste, terminaste con el novio o un largo etc, quédate en casa, sí, en casa, la imagen es muy importante, nadie olvida la primera impresión y no quieres que te recuerden como una inestable emocional. Te lo juro, he conocido muchas mujeres emprendedoras que en la primera reunión lloraron.


Tu nombre es tu marca, cuídalo. Una buena reputación se gana con esfuerzo honesto y debe ser susceptible de sostenerse en el tiempo con base en tu integridad, ética y valores. Mantén buenas relaciones con todos, no tienen que ser tus mejores amigos, pero no deben ser tus enemigos, puede afectar el valor percibido de tu marca, por ello, monitorea siempre que se dice que ti en la web, es la mejor forma de prever una crisis.


3. Paciencia y actitud
Vender no es siempre comunicar, pero comunicar sí siempre es vender. Quien comunica, vende, pero los acuerdos, las alianzas y las ventas toman su tiempo y cada uno varia, debes trabajar día a día en tu marca personal, sobre metas muy concretas a pequeño, mediano y largo plaza. Ser emprendedora también significa tener disciplina, reglas y respetar tus reglas. 

La actitud también implica cuidar al contacto, que no se sienta usado/usada y mantener la chispa puede ser simple, por ejemplo: “Felicítalo/felicítala en su cumpleaños (yo felicito a mis fans cuando me entero), cuando obtienen algún logro, saluda de vez en cuando, valida sus competencia en Linkedin, manda una felicitación por Navidad, di gracias en el momento adecuado, así tu contacto seguirá vivo, no desprecies el componente emocional de las personas, funciona muy bien. #TeloJuro

Cuidar el contacto también es darle seguimiento en menos de 48 horas siguiente a la reunión o startup. La Nube es una extraordinaria ayuda en este sentido, guarda en ella, cartas de presentación o información relevante que desees compartir: tu media kit, y luego haz anotaciones y agenda llamadas de seguimiento para ver el progreso de alguna relación-alianza que quieras conseguir.


4. Un celular con muchos, muchos contactos
Cuando llegues a una reunión, pregunta si están usando algún #hahstag para seguir la conversación digital y recuerda seguir a tus nuevos contactos en redes sociales. Pues lo importante es tener contactos, en todos lados hasta en el infierno, o sobre todo en el Infierno. Nunca desprecies las relaciones públicas, no restes, siempre, siempre suma. Sin duda mi mayor tesoro son los contactos de mi móvil, por ello cuídalos con seguridad en tus dispositivos móviles.

Disponer de una red de contactos te permite aprender día a día y la mejor forma de aprender es enseñar. Prepárate pues cuando llega un nuevo contacto, la mayoría visitará tu web, blog y/o perfiles de redes sociales, así que cuida la biografía, las fotografías y los contenidos. Piensa que esto has de hacerlo durante toda tu vida.

5. Pregunta
Pregúntale a tu nuevo contacto si puedes añadirlo a la lista de correos del boletín o Newsletter para que conozca más de tu trabajo; no spamees a tus contactos, ni les agobies con información que sólo te interesa a ti, ¡pregunta! Y que tus mailing tengan siempre la opción de darse de baja de la lista, sí, siempre.


No te pierdas mis tips sobre redes sociales y emprendimiento, así que suscríbete. Además puedes dejarme preguntas en la sección de comentarios o seguirme en las redes sociales y si necesitas una capacitación no dudes en comunicarte conmigo al correo electrónico: angelicameza@amigoslarevista.com
Gracias. ¡Los quiero!

Sígueme en twitter @angymeza
INFORMES AQUÍ

Publicar un comentario

Entradas populares